El consejero por la provincia de Azángaro, Walter Mamani, lamentó que todos los tramos de la carretera Azángaro-Chupa, estén paralizados sin ejecutarse y con una serie de problemas cada uno.

“Más de cien millones de soles están inmovilizados, donde cada tramo con su problema particular como el caso del Miski Uno-San Juan de Salinas, que al momento no se tiene cemento asfáltico y el segundo tramo con pedidos de anulación de contratos por supuesta falsificación de documentos”, comentó.

Exigió a la actual gestión a solucionar estos problemas, porque los perjudicados con los beneficiarios que no ven realidad una obra vial, tan importante que une varias provincias de la parte norte del departamento de Puno.