El Sindicato de Trabajadores del Sector Salud de la provincia de Carabaya se sumó a la paralización de 48 horas que vienen acatando los trabajadores de este sector a nivel de la región de Puno, exigiendo el respeto a sus derechos laborales.

Carol Sánchez secretaria general del SUTRES Carabaya, señalo que la principal demanda es el cumplimiento de acuerdos suscrito en un acta el pasado 14 de enero con la Dirección Regional de Salud. También la atención de las diferentes deudas sociales.

En el marco de este paro la dirigente, refirió que la atención en los diferentes establecimientos de la provincia de Carabaya será restringida a excepción de las emergencias. El día de hoy viajan a Puno para sumarse a sus colegas y realizar una protesta en la capital de la región.