imagesEl fiscal provincial de Carabaya, Eduardo Tito Calla, será separado por un mes del cargo mientras es investigado por presuntas irregularidades en el caso de Florencio Chura Monroy, conocido como el “Descuartizador de Macusani”.

Así lo dio a conocer la presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Puno, Judith Contreras Vargas, quien explicó que él no puede ser destituido como pidieron las rondas campesinas en una reunión sostenida ayer en Macusani.

De haber alguna inconducta en el citado magistrado, dejó en claro que su destitución le competería a la Fiscalía de la Nación o el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), sin embargo, en el periodo de su suspensión se decidirá si es rotado a otra jurisdicción.

La autoridad afirmó que por voluntad propia, Tito Calla se trasladó a Juliaca para continuar con algunas diligencias programadas sobre el caso, y de otros procesos que tiene a su cargo.

Contreras Vargas también mencionó que seis ronderos son investigados por diferentes motivos, como la destrucción de una caseta de peaje, además se les imputa torturas contra el acusado y otras personas.

Dijo que la liberación de Chura Monroy es responsabilidad del Poder Judicial, sin embargo tras la reunión con ronderos se reveló que en la mecánica procesal habría una probable irregularidad.

Respecto al “Descuatizador de Macusani” sostuvo que a pesar que estuvo encarcelado en el año 2015 éste fue liberado por orden judicial, y que el Ministerio Público ha solicitado su orden de captura.

En agosto del 2015 Chura Monroy fue capturado por las rondas campesinas, a quienes habría confesado que descuartizó a su esposa Maruja Perales y escondió su cadáver por siete años, aunque solo se encontró la mitad de sus restos.