vilcaEn medio de numerosas denuncias de empleados fantasmas, reasignaciones direccionadas y sobrevaloraciones que huelen a festín, el consejero delegado, Hernán Vilca, fue sancionado con la suspensión en su cargo, salpicado por el escándalo de las maquinarias y empleados fantasmas en la construcción de la carretera Abra-Susuya.

Todo indica que, lejos de ser una medida fiscalizadora, la suspensión tiene un ánimo disciplinario, ya que el informe que motivó tal sanción en su contra no proviene de una investigación de la oposición, sino de la propia gente del PICO.

En este sentido, el mismo suspendido, en la sesión de consejo del día de ayer, dijo que Hermelinda Villasante (autora del informe y responsable de la obra) y el exgerente de Infraestructura, Miguel Margas, son los que están detrás de una “guerra sucia” en contra suya.

Fuera de la victimización acostumbrada en estos casos, lo innegable es la incomodidad del ejecutivo por la actitud beligerante que el consejero tuvo hacia los consultores, especialmente a Maximiliano Cornejo (alias “Humala”), uno de los hombres más influyentes dentro del entorno de Juan Luque. Esta postura fue suficiente para motivar un ajuste de los perjudicados, con sus declaraciones y denuncias.

En un medio político en el que la corrupción es la regla, y la honestidad un hecho insólito, solo bastó escarbar en una de las tantas obras del Gobierno Regional para encontrar los “trapitos sucios” del consejero. Lo demás fue cuidadosamente orquestado.

Cabe mencionar que teniendo la mayoría aparente de su parte, la moción de suspenderlo en su cargo de consejero delegado por 30 días, fue tomada con 7 votos a favor, 2 abstenciones (incluída la de él mismo) y 4 votos en contra, en sesión de consejo, mientras se desarrolla una investigación por el caso Abra-Susuya.

La comisión investigadora está presidida por Emilio Torres y está integrada por Roger Apana, Leonidas Cano Ccalla, Hugo Yosef Gómez Quispe y Elisbán Calcina Gonzales. En su lugar, como consejero delegado provisional, se designó a Leoncio Mamani Coaquira.