La Fiscalía Provincial Penal de Yunguyo, logró que se imponga una condena de 31 años de pena privativa de la libertad efectiva (cárcel) en contra de David Cachicatari Mamani, por el delito de violación sexual de su hijastra de 11 años, en el año 2017.

El fiscal provincial, Pedro Humpiri Andia, presentó diversos medios probatorios, como los testimonios de los familiares de la víctima, los informes de la trabajadora social y psicólogo; además, del certificado médico legal practicado a la menor.

Según la investigación fiscal, la menor confesó a una tía los vejámenes a los que era sometida por su padrastro, cuando su madre viajaba a Desaguadero y Juliaca.