El consejero por la provincia puneña de San Román, Roger Apana y otros dirigentes del Frente de Defensa Unificado de Juliaca (FREDUJ) se encadenaron en la plaza de Armas de Puno.  Pidieron que el gobierno regional entregue el expediente técnico del Hospital Materno Infantil para esta ciudad.

Hernán Sumarriva, presidente del FREDUJ, insistió también en la entrega de relación de profesionales que participarán en la obra para evitar que muchos allegados al gobernador y otros cuestionables resulten beneficiados.

En diálogo con el programa Habla El Sur de Rpp Noticias, mencionó que tiene ciertas suspicacias respecto al actual decano del Colegio de Ingenieros de Puno, César Guerra Ramos, quien en su opinión estaría involucrado con la obra.

El dirigente cuestionó que se haya colocado varias piedras y hasta ahora no haya un avance significativo. “Este más parece el muro de la vergüenza”, dijo exigiendo que se transparente la ejecución de este establecimiento de salud.

Este proyecto tiene más de 10 años esperando ser ejecutado, cuatro veces se ha colocado la primera piedra para el inicio de obra y actualmente sigue en proceso de arbitraje con el Consorcio Hospitales del Sur.

El gobernador Juan Luque Mamani ha decidido que se ejecute por administración directa y su período de ejecución sería de 15 meses; sin embargo, sus detractores dudan que se cumpla con esa meta teniendo en cuenta la baja productividad y capacidad de gasto de esta gestión.