1515783Cientos de cadáveres, objetos de valor e importantes restos arqueológicos son los que alberga el misterioso lugar conocido apenas por los lugareños del caserío Santa Cruz de Chuna del centro poblado menor de Calipuy, provincia de Santiago de Chuco, en la región La Libertad.

Este lugar es conocido por los lugareños con diferentes nombres tales como “Cerro Colorado”, “El Corcobao”, “El Horcón Blanco” o “Peña del Diablo”.

Al costado derecho del cerro se observa los restos de construcción de toda una ciudadela y al costado izquierdo, un impresionante bosque de grandes rocas que guardan las tumbas que aún no han sido saqueadas por la inaccesibilidad del lugar.

El lugareño Hamilton Izaguirre Vásquez, junto con el arqueólogo André Kinsiño Vidal, realizaron la primera visita de trabajo para poner en valor esta área arqueológica que abarca un promedio de tres hectáreas.

Izaguirre Vásquez, quien conoce la zona, pidió a las autoridades competentes poner en valor este complejo arqueológico no solo por su importancia histórica, sino también por el desarrollo turístico y económico de la provincia.

No descartó que este patrimonio pudiera superar a Markahuamachuco y despertar el interés a nivel nacional e internacional.