Una humilde madre, vive un verdadero drama de dolor y angustia, al encontrarse postrada en la cama de una precaria vivienda por más de Tres años, ello producto de una penosa enfermedad, que hasta la fecha ningún médico logra determinar.
Familiares,cuentan que la enfermedad de Gilma Puma Mamani (42), que actualmente vive en el sector de CHALLHUAMAYO se inició de un momento a otro, cuando empezó con fuertes dolores en las extremidades, pero su situación económica les impidió trasladarla a un lugar a otro. manifestó consternada.
Limitados ingresos de Gilma, que es ama de casa le impide darle ese tratamiento, que con el pasar de los años ha perdido la movilidad de sus miembros. Conmovido por el caso en pleno encuentro de rondas campesinas de San Gabán.
Se recolectó la suma de S/. 3,600.00 Nuevos soles agradeció a todas las autoridades y bases de las rondas campesinas del Distrito de San Gabán,se necesitara para aliviar el dolor que la aqueja de día y de noche.