Durante la tarde de ayer, se realizó el sepelio de la madre de familia Hermelinda Quispe Sucapuca (45), quien falleció el último sábado por presunta negligencia médica. En cortejo fúnebre, los familiares solicitaron apoyo a las autoridades y a la población del distrito de San Antón, provincia de Azángaro, para velar el bienestar de los 4 menores que quedaron en orfandad.

Los asistentes solicitaron a las autoridades de esta localidad a comprometerse en apoyar a los menores. Así mismo, propusieron construir un albergue para la protección de los niños, ya que no tendrían un lugar donde quedarse.

Por otro lado, los pobladores se comprometieron a apoyar a los menores con alimentos y productos de la zona, así como en dinero en efectivo para los gastos de la escolaridad. “No debemos olvidarnos de los menores, tenemos que apoyarlo con las posibilidades que tenemos, porque el futuro de los niños dependerá del pueblo de San Antón” dijo uno de los asistentes.

Cabe resaltar que, uno de los menores tiene 17 años, dos gemelas de 12 años y uno de 7 años, quienes son naturales de la comunidad de Lakayparque y quedaron huérfanos de padre y madre.