Así, el presupuesto ahora asciende a 638,800 millones de rublos (US$10,800 millones) y los fondos extras serán asumidos en su totalidad por el gobierno ruso, informó el comité organizador de dicho país.

En el documento que Rusia publicó – junto a las normas legales – se explicaba que el dinero extra sería destinado en su mayoría a proyectos de construcción o de reparación de instalaciones relacionadas mundial, pero no señalaba cuáles serían los proyectos.

El aumento en el presupuesto es sorpresivo ya que el gobierno estaba intentado reducir costos disminuyendo la construcción de hoteles de lujo que se harían para el Mundial debido a la recesión que sufre dicho país.