El ultimo domingo en el distrito de Ollachea se registró la detención de seis efectivos policiales, pertenecientes a la DIRANDRO (Dirección Antidrogas) de Puerto Maldonado, cada uno contaba con sus respectivos implementos (chaleco, CIP y armamento), que fueron interceptados por las rondas campesinas del distrito de Ollachea, a bordo de dos vehículos con placas FG-888, B9U212, con el pretexto de que dichos efectivos no cuentan con la autorización y este lugar no sería su zona de jurisdicción, por lo que los retuvieron, a la espera del representante del Ministerio Público, para cumplir con la entrega de los efectivos policiales.

¿DUDOSA ACCIÓN?
Se conoce que estaba programada una intervención policial en una vivienda ubicada en la Av. Inambari S/N del distrito de Ollachea, de propiedad de Yasmani Málaga Carcasi y Vilma Morales Machaca; al momento de la intervención policial los pobladores fueron alertados y se fueron en contra de los efectivos policiales quienes fueron retenidos por toda la población. Según fuentes informativas en la vivienda se realizaba el acopio de insumos para la elaboración de droga.

Estas personas a su vez denunciaron que los efectivos policiales les pidieron la suma de S/. 50,000.00 soles a cambio de no intervenirlos y detenerlos, el día de ayer se supo que esta intervención ha sido autorizado por una comunicación telefónica del fiscal provincial Javier Prado de la fiscalia provincial especializada en trafico ilícito de drogas sede Juliaca, lo cual confirma las sospechas de una intervención irregular que debe ser investigada.