puno-reposicion-de-alpacas-a-p-JPG_654x469La reposición de alpacas a los pequeños criadores de las zonas andinas que las perdieron este año a consecuencia de las bajas temperaturas se iniciará en setiembre, anunció hoy Marco Vinelli Ruiz, director ejecutivo del Programa de Desarrollo Productivo Agrario Rural (Agro Rural).

El representante de Agro Rural sostuvo que los beneficiarios deberán estar empadronados en el registro de criadores afectados y cumplir con los criterios de selección, entre ellos: no tener más de 100 alpacas por criador (según padrón actualizado por la comunidad), estar ubicados sobre los 3,800 metros sobre el nivel del mar y tener residencia permanente en la zona declarada de emergencia.

“En coordinación con las comunidades, y teniendo en cuenta que el Senamhi ha pronosticado que en agosto se registrará nuevamente un periodo de heladas, se estimó conveniente que las alpacas se entreguen en setiembre, a fin garantizar la supervivencia de los ejemplares que se encuentran bajo responsabilidad el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), pues ahí cuentan con la atención y supervisión de especialistas”, afirmó el funcionario.

Por su parte, Alberto Maurer Fossa, jefe del INIA, dijo que se cuenta con más de 2,000 alpacas en los centros de crianza de Ayacucho y Puno para la reposición inmediata y la atención de la emergencia.

El INIA tiene disponible 2 millones de nuevos soles para adquirir más alpacas si fuera necesario. Garantizó que éstas serán entregadas en óptimas condiciones físicas y sanitarias.

Este mecanismo tiene el objetivo de evitar el deterioro de la actividad productiva y económica de alpacas y su crianza, así como el perjuicio de pérdida de animales, que genera en los pequeños criadores, afectando su economía familiar.

Para el caso de los medianos criadores, el Minagri, a través de Agrobanco, ofrece créditos alpaqueros. Hasta el 2015, se han desembolsado 84 millones de nuevos soles con ese fin. Unas 237 Organizaciones y 28,273 productores han accedido a éstos.

Inversión

Entre el 2012 y 2015 el Minagri ha invertido más de 70 millones de nuevos soles en el plan de prevención de heladas. Se han entregado kits veterinarios conformados por vitaminas, antibióticos, reconstituyentes, entre otros, así como alimentos suplementarios, abono foliar, semillas de cultivos, pacas de heno y kits de pastos para renovar.

Existen alrededor de 3.5 millones de camélidos en las zonas altoandinas. El porcentaje natural de mortandad es de entre 5 y 8 por ciento. En el 2014, gracias al Plan de Prevención ante heladas, la mortandad fue tan solo 0.8 por ciento, muy por debajo del promedio.