Gran preocupación viene generando entre los alpaqueros de la provincia de Carabaya la mortandad y aborto de crías de alpaca, producto del cambio brusco de las temperaturas; ello, aseguran, perjudica gravemente su economía.

Las últimas heladas en la zona alta de la provincia y las lluvias que cayeron sorpresivamente, afectaron a las alpacas, que sufrieron un brote de diarrea, muriendo después. Las más afectadas son las crías de alpaca.

El titular de la Oficina de Desarrollo Agropecuario de la comuna provincial de Carabaya, Herbert Jesús Nuñez Pérez, informó que durante estos días viene recibiendo la visita de los ganaderos, quienes solicitan la intervención de las autoridades para frenar este problema.

En opinión del funcionario, la forma más eficiente de proteger a las alpacas es construir cobertizos, para evitar la exposición al frío y cultivar variedades de plantas para que las alpacas no dependan solo de los pastizales.

Además, recomendó a la población acercarse hasta la Municipalidad para fijar la fecha en la que los especialista se trasladen hasta los lugares donde se ven afectados, a fin de cumplir con la vacunación, como una forma de prevenir esta enfermedad que fácilmente se propaga en otros miembros del rebaño.

Por último, cabe indicar que aunque las alpacas están acostumbradas a las temperaturas heladas de esta zona de más de 3.900 metros de altura, que pueden llegar hasta los -14 grados, en esta oportunidad llegaron a -20, lo cual genera las enfermedades en los camélidos.

-20 grados centígrados es la temperatura que se tiene en las zonas altas de la provincia de Carabaya.