000016543MLos hijos y nietos de las víctimas de la violencia que vivió el país entre 1980 y 2000 podrán acceder al beneficio de reparación en educación en lugar de sus padres, de acuerdo con una modificación a la norma que permite la transferencia de este derecho.

Según una resolución publicada en el boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano, serán considerados también como beneficiarios de la reparación en educación los hijos producto de violación sexual de una víctima.

Por única vez

La norma precisa que, además de los dos casos señalados, accederán a este derecho también los beneficiarios individuales que por razón del proceso de violencia tuvieron que interrumpir sus estudios.

Los beneficiarios pueden transferir el beneficio por única vez y solo a un familiar en línea recta descendiente hasta el segundo grado de consanguinidad, a título gratuito y siempre que ambos estén inscritos en el Registro Especial de Beneficiarios de Reparación en Educación a cargo del Consejo de Reparaciones.

“Una vez aceptada e inscrita la transferencia del beneficio, este no puede ser transferido nuevamente a una persona distinta”, indica la norma.

El plazo para solicitar la inscripción de la transferencia de este derecho vencerá el 31 de diciembre de 2017.

La norma tiene la firma del presidente Ollanta Humala; del presidente del Consejo de Ministros, Pedro Casteriano y de los ministros de Justicia, Aldo Vásquez; de Economía, Alonso Segura; de la Mujer, Marcela Huaita; y de Educación, Jaime Saavedra.

Modalidades

Las modalidades de la transferencia son: otorgamiento de becas, reserva de vacantes en exámenes de admisión en instituciones educativas públicas de nivel técnico y superior; exoneración de pagos de matrícula, pensiones, derecho de examen de ingreso, grados y títulos académicos, certificados de estudios, y servicios de comedor y vivienda.

El Estado ha otorgado, a la fecha, 854 becas de educación superior para víctimas de la violencia en la modalidad Repared y 218 en la modalidad Técnico Productivas. En universidades e institutos de educación superior estatales se ha implementado la reserva de vacantes.

El Estado otorgó, a la fecha, 854 becas de educación superior para víctimas de la violencia.