En una reunión multisectorial, entre dirigentes de la región de Puno, se planteó ingresar a una medida de lucha, para este 4 y 5 de abril en contra del Gobierno Central, para exigir la continuación y la culminación de Demarcación Territorial del tramo III entre Puno – Moquegua y en defensa de los recursos hídricos.

A través de un pronunciamiento donde participó el gobernador regional, y demás autoridades, se pide que para el reinicio de demarcación se respete el informe de N° 045, donde se resuelve que el tramo I y II corresponde a Puno, según el mapa ancestral.

En ese entonces, el presidente del Frente de Organizaciones Populares, Amador Núñez, informó que esta decisión de la movilización, se confirmará este 23 de marzo en una asamblea que vienen convocando a todos los dirigentes de diferentes sectores de la región.