Los regidores de la Municipalidad Provincial de Puno recibieron 20 tiques para ubicarse en los palcos que se encuentran en la avenida Costanera y el atrio de la virgen de la Candelaria; sin embargo, varios de ellos habrían lucrado con ese beneficio.

La regidora de la comuna puneña, Verónica Gálvez, confirmó la entrega de tiques, y mencionó que ya era decisión de ellos si realizaban el uso de los asientos o no; sin embargo, lo extraño para ella fue que los asientos destinados para sus familiares fueron ocupados por otras personas.

Dijo que el acuerdo que se tuvo entre los regidores y la Comisión de la Candelaria, fue que se les designaría el número de 20 asientos en ambas locaciones, pero la numeración no fue respetada, ya que los asientos que les cedieron fueron ocupados por personas extrañas.

Cabe precisar, finalmente, que el palco construido por la municipalidad fue destinado para invitados de la comuna puneña, pero que los asientos fueron vendidos hasta en más de 50 soles por algunos regidores.