El mundo andino celebró desde ayer el solsticio de invierno, conocido como Pachacuti (quechua), Marchaq mara (aimara) o simplemente el Año Nuevo Andino. Con el amanecer de este domingo, se celebra el año 5528.

La tradición implica concentraciones de personas en los cerros de las comunidades campesinas y las ciudades; sin embargo, el Estado de Emergencia impedirá dicha actividad en el presente.