000013031MTras reconocer la exitosa experiencia peruana en la implementación de programassociales y otras intervenciones, varios países han solicitado asistencia técnica al Perú en el tema de inclusión social.

Así lo reveló ayer el representante en Lima de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), John F. Preissing.

“Hemos recibido llamadas directas de otros países que quieren apoyo de Perú, porque reconocen su innovación en tecnologías y procesos”, recalcó.

Combinación perfecta

El importante funcionario explicó que nuestro país ha demostrado que se pueden combinar programas de inclusión social con proyectos de productividad, como se hace con el Programa de Apoyo Directo a los Más Pobres Juntos y el proyecto Haku Wiñay de Foncodes.

“En estos programas hay hogares que reciben una subvención económica por llevar a sus miembros a los centros de salud y a la escuela, y a la vez reciben asistencia técnica para mejorar su producción, sobre todo, agrícola”, subrayó.

El representante de la FAO también resaltó la experiencia del programa de alimentación escolar Qali Warma, cuyas prácticas serán aplicadas en otras latitudes, como lo han confirmado Haití y México.

Preissing reconoció el trabajo del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), “que consigue permanentemente nuevas variedades de quinua, altamente rendidoras, y buscando siempre que su cultivo sea agroecológicamente sostenible”.

Un ejemplo del apoyo que brinda nuestro país, es el convenio suscrito entre el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo y la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social de Honduras para el intercambio de experiencias y buenas prácticas, como los programas de empleo en sus diferentes modalidades.

El Ministerio de Educación Nacional de Colombia mostró además su interés por implementar el programa Beca 18, como política de inclusión social en educación superior, y su modelo de otorgamiento de becas integrales a los jóvenes.

Política

El presidente Ollanta Humala afirmó que el Perú se ha convertido en líder en políticas sociales en América Latina y que en sus cuatro años de gestión más de un millón 300,000 peruanos salieron de la pobreza y se incorporaron a la actividad productiva.

El presupuesto de la política social aumentó en el actual gobierno a 18,000 millones de soles, inversión superior a la que se destinaba en el pasado.

El programa de alimentación escolar Qali Warma beneficia a más de 3.1 millones de escolares en más de 58,000 instituciones educativas públicas.