Mediante resolución de alcaldía 145, la Municipalidad Provincial de Carabaya, confirmó declarar nulo el contrato suscrito en el 2018, entre el municipio y la empresa JICA, quien presento documentos falsos para lograr la buena pro durante el proceso de selección para el proyecto de agua y desagüe en Macusani. Esta nulidad hizo que la obra se paralice hace dos meses.

Radio Altura accedió a esta resolución de alcaldía y en el artículo primero se dispone declarar nulo el contrato N°032 suscrito el 15 de noviembre del 2018, cuando todavía al frente de la alcaldía estuvo Edward Rodríguez Mendoza.

El gerente municipal, Jesús Choquenayra Málaga, confirmó esta información y señaló que ello ha provocado que el proyecto de agua y desagüe quede paralizado más de dos meses. “A inicios de julio recién se estará reiniciando la obra” precisó.

Otro inconveniente este con los propietarios de la captación de agua, quienes se niegan a ceder los terrenos por donde pasaran los tubos de agua. “Es otro tema social que tenemos que lidiar” señaló Choquenayra Málaga.