A través de un documento alcanzado hasta la comuna provincial de Carabaya, se da a conocer que la municipalidad mantiene una deuda con la empresa proveedora que dotó del grass sintético para la cancha deportiva ubicado a un costado del estadio municipal.



Según se conoció, esta deuda data de la anterior gestión que no dispuso el pago para la empresa Julian Constructores S.A.C., la misma que habría decidido retirar el grass en las siguientes semanas.

Aunque no se precisa cuando se efectuaría este retiro, existe un serio riesgo de que este campo deportivo se quede si el grass sintético, provocando que decenas de escolares se queden sin un escenario deportivo para la práctica del futsal por esta deuda arrastrada.