El ministro de Transportes —y vicepresidente de la República—, Martín Vizcarra, ha sido denunciado por la Procuraduría Anticorrupción ante el Ministerio Público por el delito de colusión tras la firma de la cuestionada adenda al contrato de concesión del aeropuerto de Chinchero (actualmente suspendido).

Esta decisión fue criticada por el jefe del Gabinete, Fernando Zavala, quien cuestionó la denuncia al considerar que carece de sustento:

“Esta información, de la denuncia, se basa en dos fotos. Una que salió en el diario Correo con una persona de Kuntur Wasi [Carlos Vargas Loret de Mola]; y otra que fue tomada en CADE, de la viceministra [Fiorella] Molinelli con el ex presidente [Sebastián] Piñera. Según ellos, eso ya es indicio suficiente para colusión”.

Zavala también señaló que el accionar de los procuradores no es serio ni profesional, por lo que le ha pedido a la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, que solicite a Julia Príncipe (presidenta del Consejo de Defensa Jurídica del Estado) que revise la calidad de las denuncias “y tome las medidas correctivas”.

Compartió la misma opinión el ministro del Interior, Carlos Basombrío, quien añadió que la denuncia le parece “sospechosa”.

Habla fuerte

Este domingo, en comunicación con Canal N, el procurador anticorrupción Amado Enco —de cuyo despacho salió la denuncia— respondió ante estos cuestionamientos y habló sobre el sustento detrás de la denuncia:

“Hemos trabajado mucho durante los últimos días, revisando toda la información, analizando el contrato y la adenda (…) y hemos visto por conveniente —ante la existencia de una serie de elementos que le dan relevancia penal a estos hechos— hacer un pedido al Ministerio Público para que amplíe las investigaciones en torno a quienes han tenido particpación en el proceso de negociación y firma de esta adenda, [que] es lo que correspondía hacer, ese es el trabajo de la Procuraduría”.

Enco también recordó que los procuradores no son abogados del gobierno, sino del Estado y lamentó que “a algunos no les parezca, pero ese es nuestro deber”.

Sobre el pedido de Zavala a la ministra de Justicia, Enco dijo no estar intimidado:

“A mi no me intimidan las declaraciones que ha vertido el premier, nosotros seguimos trabajando, pero si es que el gobierno requiere tener un procurador a su medida, que lo haga, mi cargo siempre está a disposición. (…) La procuraduria no es la que va a determinar si hay o no delito. Este es un pedido de investigación preliminar y yo no entiendo cuál es el temor”.

Por último, Amado Enco negó que existan motivaciones políticas en su labor.