11998804_10207978403041943_4946677046922798345_nEl llamado “descuartizador de Macusani”, Florencio Chura Monroy, tras ser internado en el penal de Juliaca por asesinar hace siete años atrás a su esposa, Maruja Perales, denunció que fue secuestrado, torturado y obligado a involucrar a personas que no conoce, por parte de las rondas campesinas.

De todos estos presuntos delitos, sindica como responsables a más de 11 integrantes de las rondas campesinas de varias bases de la provincia de Macusani, entre ellos Hilarión Narváez, David Rivera, Jorge Calcina, Plácido Quispecondori, Primo Barriales, José Quispe, entre otros.

Chura Monroy contó que desde el 08 de agosto, por más de una semana, fue torturado, siendo obligado a correr descalzo en las noches, para luego ser arrojado desnudo al río; asimismo, que habría sido golpeado con palos en todo el cuerpo y que incluso se le habría electrocutado.

Afirmó que, con agresiones inhumanas, le obligaron a decir los nombres de Toribio Huanca Paxi (51), Pedro Aruquipa y Jesus Chura Deza (28), quienes supuestamente son sus cómplices, pero sostuvo que al último ni siquiera lo conoce, añadiendo que a ellos también los habrían torturado para que confiesen otros asesinatos.

Dijo que intentó quitarse la vida con un cuchillo, insertándoselo en las costillas, con el fin de ya no sufrir más los castigos impuestos por las rondas campesinas; finalmente expresó su preocupación por que también habrían torturado a la madre de sus hijos, Juana Huayapa.

A su vez, interpuso una denuncia penal por el delito de omisión del ejercicio de la acción penal, pues sostiene que la fiscalía de Macusani no tomó acciones en su momento, a pesar de tener conocimiento de la presunta tortura y secuestro, permitiendo que continúe el abuso.

Fuente: Redes Sociales.