slide_210916Mandatario advirtió que “la droga dura sí es algo grave” y que países como Holanda, Portugal y Suiza padecen graves problemas tras liberalización de los estupefacientes.

Desde Cartagena de Indias (Colombia), el presidente peruano Pedro Pablo Kucyznski afirmó que “si quieren fumar un ‘troncho’ no es el fin del mundo”, pero advirtió que la “droga dura sí es algo grave”. Esto fue lo que dijo en diálogo con Canal N:

“La gente que decía desde el principio que lo que hay que controlar es la demanda siempre ha tenido razón. Yo, digamos, soy una persona liberal, si quieren fumar su ‘troncho’, yo sé que no les gusta que se diga eso, pero eso no es el fin del mundo, pero la ‘droga dura’ sí es algo bien grave”.

PPK hizo estos comentarios a Canal N cuando se le preguntó si le preocupa que el negocio del narcotráfico de las FARC traspase la frontera con el Perú tras la firma del acuerdo de paz con el gobierno de Colombia.

Al respecto, el jefe del Estado indicó que los servicios de inteligencia están vigilando la zona del Putumayo, donde podrían instalarse esas personas si no se adhieren al citado pacto.

“Pero yo creo que el negocio de la droga, al final, va a cambiar, porque el opositor de la droga no es la erradicación química, como se hace aquí en Colombia. El opositor es que es un mal negocio para los campesinos que reciben 40, 50 soles por arroba de hoja de coca y hace 3 años recibían 100. ¿A qué se debe eso?, la droga al final la reemplazará la droga sintética y química”, exclamó.

El mandatario también se mostró en contra de la legalización de las drogas en el Perú y mencionó que países como Holanda, Portugal y Suiza padecen graves problemas por esa liberalización de estupefacientes.

“Esa discusión (la legalización de las drogas) ocurre todos los días del año, pero los países donde hay droga libre como Holanda, Portugal, Suiza, tienen gravísimos problemas, y creo que liberar la droga así no más no es tan simple y el Perú solito de ninguna manera lo va a hacer”, aseveró.

Además, PPK defendió su asistencia a la firma del acuerdo de paz y advirtió que Sendero Luminoso es distinto a las FARC “porque tenía una ideología muy pronunciada e hiperdestructiva, matando a campesinos inocentes”.