¡Alarmante! Según el encargado del Módulo Defensorial del Pueblo en Juliaca, Nivardo Enríquez Barriales, las autoridades locales y regionales no ponen interés en la lucha contra la violencia familiar, algunos de cuyos casos devienen, a la larga, en feminicidios.

Precisó que hasta la fecha se tienen cinco asesinatos de mujeres en la región, el último de los cuales ocurrió en Macusani (Carabaya), por lo que, de momento, se encuentra en investigación.

Asimismo, reveló que durante la pandemia se suscitaron tres crímenes de la misma índole, los cuales continúan en pericias. Pese a ello, advirtió que las cifras se han reducido en comparación con el 2019, año en que se contaron 16 feminicidios.

“Existen reuniones en donde se tocan estos temas con las autoridades, pero lo lamentable es que la mayoría solo mandan a sus representantes, que no siempre toman la importancia debida”, lamentó Enríquez.

Finalmente, indicó que los municipios deben dar más importancia a los temas de violencia, los cuales deben trabajar de manera conjunta con la policía, Ministerio Público, y con la misma población.