Además de restringirles el pase para continuar con su recorrido, los pobladores de Loromayo-Carabaya, denunciaron abusos por parte del personal que realiza labores de control en la zona limítrofe con Madre de Dios.

Diariamente se aprecia a decenas de vehículos varados cerca al puente Inambari pugnando continuar con su recorrido, sin embargo tras un acuerdo de las autoridades de la vecina región de Madre de Dios  se dispuso que los transportistas pasen siempre y cuando cuenten con la certificación de haberse sometido a la prueba rápida.

Pino Guzman ciudadano que se comunicó con radio Altura indicó que las autoridades de Madre de Dios “vienen imponiendo papeletas sin un razón sustentada” y pidió un apoyo a las autoridades de la región de Puno para que cese este “atropello”