A inicios de este año, decenas de personas fallecieron al arriesgar un periplo en una canoa por el caudaloso Inambari que terminó por naufragar. Ello debido a la falta de carreteras que permita sacar sus productos agrícolas cosechados en la selva de Carabaya, es por eso que piden ahora la habilitación de vías de comunicación.
Eber Quispe teniente gobernador del sector Esquilaya en la selva de Carabaya, indicó que iniciaron con la habilitación de una carretera a través de faenas con los mismos pobladores de la zona, sin embargo esto quedó paralizado debido a la falta de recursos; en ese contexto solicitó el apoyo de las autoridades locales y regionales para que puedan concluir esta carretera antes de que se intensifique el periodo de lluvias.
“Lamentablemente se tiene que seguir arriesgando el viaje en esta canoas pese al riesgo que ello supone, porque no tenemos otra opción para sacar nuestros productos y luego venderlos” menciona la autoridad sectorial, aun acongojado por la muerte de más de 40 persona meses atrás y que hasta el momento 6 cuerpos no fueron encontrados.