Los habitantes de las comunidades de Chacaconiza y Quelcaya del distrito de Corani (Carabaya), donde se pretende realizar el Proyecto Minero Corani, en una última asamblea y mediante un acta extraordinaria realizada el 25 de abril, aprobaron por unanimidad que el Ministerio de Energía y Minas dé vía libre a dos medidas administrativas y que el proyecto inicie lo antes posible.

Sin embargo, el especialista en procesos de Consulta Previa, Julio César Mejía Tapia, advirtió previamente que en el acta de reunión preparatoria para el caso Corani, a pesar de contarse con un intérprete de lenguas indígenas acreditado por el Ministerio de Cultura, quien tradujo las exposiciones para viabilizar el proyecto minero, la participación de los consultados no contó con asesoría independiente ni información adecuada.

Es decir, que los pobladores de las comunidades no contarían con información idónea sobre cómo se desarrollará la actividad minera, y los impactos negativos o “positivos” que pueda ocasionar la extracción de minerales de su localidad.