Por increíble que parezca, finalmente la planta de nitrógeno que fue trasladado semanas atrás desde el distrito de San Antón hasta la ciudad de Juliaca; fue retornado al distrito azangarino debido a que las autoridades lo encontraron “abandonados” en la ciudad calcetera.

Tras comprobar que la planta de nitrógeno no se puede convertir para que produzca oxígeno, este equipo fue retornado con presencia de las autoridades del distrito de San Antón.

El director de la Red de Salud San Román Enrique Sotomayor, señaló que la planta nunca fue entregada oficialmente al nosocomio juliaqueño y que su conversión era imposible, debido a la falta de accesorios en mercado.