El Poder Judicial aprobó la creación de 28 nuevos juzgados de paz en diferentes regiones del país, con la finalidad de eliminar las barreras que impiden a las poblaciones más alejadas y vulnerables acceder a los servicios de justicia en forma rápida y eficaz.

Esta medida está enmarcada dentro de la iniciativa 100 Reglas de Brasilia, cuyo objetivo es garantizar las condiciones de acceso efectivo a la justicia de las personas en situación de vulnerabilidad sin discriminación.
Asimismo, el Poder Judicial dispuso la creación de juzgados de paz en los centros poblados de Carucaya, Kimsa Marka, Palca y Caspa, pertenecientes a las provincias de Puno, El Collao, Carabaya y Chucuito, respectivamente.