Los glaciares ubicados en la provincia de Carabaya también sufrieron un impacto negativo debido al cambio climático. Según una reciente  conferencia virtual en la cual se informó sobre el impacto del cambio climático en el país andino.

“Perú perdió el 51% de su superficie glaciar, en los últimos 50 años”, fueron los datos que se manejaron desde el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) y a través de la Autoridad Nacional del Agua (ANA).

Es que, tal cual se recuerda en este informe, el aumento de la temperatura ha estado generando retroceso en los glaciares y en Perú actualmente se contabilizan 18 cordilleras nevadas (Blanca, Huallanca, Huayhuash, Raura, Huagoruncho, La Viuda, Central, Huaytapallana, Chonta, Ampato, Urubamba, Vilcabamba, Huanzo, Chila, La Raya, Vilcanota, Carabaya y Apolobamba), siendo que años atrás se contabilizaban 20 (se extinguieron las cordilleras Barroso y Volcánica).

En ese sentido, se prosigue, el pronóstico sobre sobre Chila, La Raya, Huanzo, Chonta y La Viuda no es para nada alentador, pues ya perdieron el 90% de su superficie glaciar-

La información, difundida en los últimos días (ver nota completa aquí), genera preocupación y llama a la reflexión, pues detrás de estos ecosistemas sensibles al cambio climático también se encuentra todo lo vinculado al rol que juega el hombre y las acciones que ayudan a acelerar estos procesos.