El 10 de abril del 2016, Pedro Pablo Kuczynski pasó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que le daría el triunfo ante Keiko Fujimori. En la misma fecha, tres años después de esa histórica votación, Kuczynski fue detenido preliminarmente por 10 días por una presunta obstaculización de la investigación que se le sigue por lavado de activos.

Su detención fue sorpresiva. Kuczynski tiene impedimento de salida del país desde marzo del 2018 y, según sus abogados, venía colaborando con las investigaciones que realiza el fiscal José Domingo Pérez.

Escueta motivación

La resolución judicial, firmada por el juez Jorge Luis Chávez Tamariz, es escueta en los motivos que llevaron a la detención del expresidente. Se indica que no tiene trabajo y sí suficiente capacidad económica, lo que le permitiría salir del país.

Ambos elementos son conocidos desde que comenzó esta investigación, en marzo del 2018. La investigación comenzó cuando Odebrecht remitió al Congreso las facturas de pagos a las empresas Westfield Capital, de Kuczynski, y First Capital de su socio Gerardo Sepúlveda.

Dichas asesorías se realizaron entre los años 2004 y 2005, época en que Kuczynski era premier y titular del Ministerio de Economía en el gobierno de Alejandro Toledo Manrique.

La fiscalía sospecha que esa asesoría podría ocultar pagos ilícitos a fin de que el exministro Kuczynski favorezca a Odebrecht con decretos y decisiones que garantizaron y respaldaron su participación en el corredor vial Interoceánica Sur-tramos 2 y 3, y el proyecto de irrigación e hidroenergético Olmos.

Obstaculización

La resolución da cuenta de un tercer elemento. Este sí novedoso: a diferencia de lo que dicen sus abogados, Kuczynski no viene colaborando con las investigaciones y, al contrario, las estaría obstaculizando.

Anota que el expresidente declaró que las cuentas de Westfield Capital estaban en el banco Wells Fargo, pero la documentación bancaria señala que, en la época de los hechos, las cuentas estaban en el banco Wachovia.

Además, sin entrar en detalles, se informa que el investigado trataría “de influenciar en la contadora Denise Hernández, quien en su momento fue personal subalterno en la empresa Westfield Capital. Hernández era la encargada de darle cuenta de los ingresos de su cuenta bancaria, es decir, de los dineros que llegaron de Odebrecht”, señala la fiscalía.

El 19 de marzo último, el fiscal Oliver Chávez informó al Poder Judicial que la defensa del investigado se oponía a informar de dónde salió el dinero para pagar un crédito personal por US$ 300 mil al Banco de Crédito del Perú y la cancelación del impuesto de alcabala, de su casa de la calle Choquehuanca, por 70 mil soles.

Chávez también se quejó de que la defensa de Kuczynski no remitió información de las empresas Westfield Capital, Latin American Entreprise Fund Managers, constituidas en Estados Unidos, y Dorado Asset Management Ltda, creada en Islas Vírgenes Británicas. Sobre esta última empresa, la fiscalía encontró que Kuczynski le vendió su casa de la calle Choquehuanca.

Los graves hechos

La resolución del juez Chávez sí es detallista en los hechos materia de la investigación al expresidente Kuczynski, su secretaria Gloria Jesús Kisig Wagner y su chofer José Luis Bernaola Ñufflo. Contra Gloria Kisig y José Luis Bernaola también se dictó detención preliminar.

La fiscalía indica que el 22 de diciembre del 2004, luego del acuerdo corruptor entre el exsuperintendente de Odebrecht Jorge Barata y el expresidente Toledo, Kuczynski presidió el Consejo Directivo de Proinversión, en el que se aprobó el plan para promover el proyecto Interoceánica Sur.

Luego, en el último año del gobierno de Toledo, gestionó e intervino en la aprobación de una norma que declaraba de necesidad pública los proyectos IIRSA Sur y Olmos, y mediante la Ley 28670, del 26 de enero del 2006, logró que IIRSA Sur evadiera una serie de controles administrativos.

La fiscalía subraya que antes de la suscripción del contrato de concesión del proyecto Olmos, Westfield Capital, de propiedad de Kuczynski, el BCP y Odebrecht suscribieron un contrato de asesoría para diseñar la estructura financiera del proyecto Olmos.

“En otras palabras, a pesar de no haberse adjudicado aún el contrato de concesión de Olmos, Odebrecht ya había contratado a la empresa de Kuczynski para que lo asesore en la estructuración de un programa de bonos corporativos”, lo que se hizo por 100 millones de dólares.

Asesorías y pagos

La fiscalía subraya que en la época en que se suscribe el contrato entre Odebrecht y Westfield, Gerardo Sepúlveda no se encontraba en el país, ni podía representar a dicha empresa, lo que evidenciaría la injerencia de Kuczynski para la firma de ese contrato.

En marzo del 2005, Westfield da por culminado el contrato con Odebrecht, pero de inmediato se firma un nuevo contrato con First Capital Inversiones y Asesorías, de Sepúlveda, con el mismo objeto de asesoría. Pese a lo cual Westfield Capital siguió facturando reembolso de gastos a Odebrecht.

La constructora brasileña realizó los pagos por esas asesorías a las cuentas de Westfield y Firts Capital, que luego transfirieron el dinero a cuentas de Kuczynski. El expresidente utilizó parte de ese dinero para pagar un préstamo del BCP, que utilizó para pagar la casa de la calle Choquehuanca.

Igualmente se detalla que la empresa Dorado Asset Management, constituida en julio del 2004 en las Islas Vírgenes Británicas y cuyo único accionista es Kuczynski, compró por 695 mil dólares la vivienda de la calle Choquehuanca, donde reside el exmandatario. Esta vivienda había sido comprada por el expresidente con parte del crédito del BCP, que se canceló con los pagos de Odebrecht.

Permanecerá por 10 días en la Prefectura

– El expresidente Pedro Pablo Kuczynski fue detenido en su casa de la calle Choquehuanca, en San Isidro. Desde ese lugar la policía lo trasladó al Instituto de Medicina Legal para una evaluación de su estado de salud. A continuación pasó al juzgado, para el control de identidad.

Kuczynski cumplirá los 10 días de detención preliminar en la sede de la Prefectura de Lima, en la avenida España.

Al término de los 10 días, el fiscal formalizará investigación preparatoria contra el expresidente Kuczynski y se especula que se solicitará su prisión preventiva. Lo mismo sucederá respecto de Gloria Kisig Wagner y José Luis Bernaola.