El Parque Nacional Bahuaja Sonene celebra hoy 24 años de creación como área natural protegida por el Estado, conservando un ecosistema único en el Perú como es la sabana húmeda tropical de las Pampas del Heath, hábitat de una gran diversidad de especies de flora y fauna, así como territorio ancestral de la cultura amazónica Ese’eja.

El Parque Nacional Bahuaja Sonene fue creado el 17 de julio del 1996, mediante Decreto Supremo N° 012-96-AG. Se localiza en las provincias de Tambopata, Carabaya y Sandia, en los departamentos de Madre de Dios y Puno, respectivamente.
Su extensión es de 1 millón 91,416 hectáreas. Su presencia busca conservar un mosaico de hábitats que alberga una gran diversidad de flora y fauna, representada por elementos tanto del sur como del norte amazónico.
El Parque Nacional Bahuaja Sonene protege recursos naturales únicos en el Perú, como la sabana húmeda tropical (Pampas del Heath), que es el hábitat de especies como el ciervo de los pantanos y el lobo de crin, así como las formaciones del valle del Candamo.
En su interior se protege también los procesos culturales de la cultura Ese’eja, etnia originaria y ancestralmente vinculada a estos territorios. Asimismo, su establecimiento contribuye al desarrollo sostenible de las regiones Madre de Dios y Puno.
Esta área natural protegida se ubica en la ecorregión del bosque húmedo de la Amazonía suroccidental y presenta hábitats típicos de este bosque y del bosque húmedo premontano tropical. Alberga en su interior lagos o cochas, pantanos de palmeras y zonas estacionalmente inundables. Entre los hábitats que destacan están las Pampas del Heath, las cuales motivaron la creación de un santuario, en 1983, para su conservación.