Con una evidente angustia, Julian Molina Gayoso, padre de familia, procedente de la comunidad de Quichu, centro poblado de Azaroma-Ollachea, llegó a Macusani para contarnos que un numeroso grupo de osos (oso andino) vienen llegando hasta las viviendas de las familias habitantes en esta comunidad para atacar a las personas. Además meses atrás habrían devorado a más de 50 cabezas de ganado vacuno.
Julian Molina, tras una caminata de 5 horas más un viaje en carro de cuatro horas, vino prácticamente pidiendo auxilio a las autoridades para poder salvaguardas sus vidas y principalmente las de sus hijos quienes son los más propensos a ser atacados.
“En nuestras vistas estos animales (osos) se devoran a nuestros animales sin que podamos hacer nada, porque si nos acercamos también podría matarnos a nosotros” contó a radio Altura.
Según detallan, estos animales, vienen llegando la zona desde la incursión de proyectos hidroeléctricos en la zona, y probablemente con la ejecución de la represas para las centrales Angel I-II-II estos mamiferos sales espantados de sus zona de habitad natural.