organismos-electorales-se-enfr-jpg_654x469Los representantes de los tres organismos electorales del país cuestionaron ayer la labor del Congreso en el marco de la esperada reforma electoral. En conferencia de prensa, cuestionaron que se haya modificado sin criterios técnicos sus propuestas en dicho terreno y pidieron al presidente Ollanta Humala observar la autógrafa de las normas aprobadas.

Es más, también criticaron a la Comisión de Constitución por omitir en su dictamen temas de palpitante interés nacional, como los referidos a la participación obligatoria de los organismos electorales en las elecciones internas de los partidos, así como las sanciones por no declarar el origen del financiamiento privado que reciben y la eliminación del voto preferencial.

SOLICITUD. En la rueda de prensa participaron el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Francisco Távara; el titular de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Mariano Cucho; y el jefe del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), Jorge Luis Yrivarren.

En la cita, Távara informó que ha solicitado al presidente Ollanta Humala que observe la autógrafa que modifica algunos puntos de la Ley de Partidos Políticos.

Es más, señaló que el pasado 28 de setiembre solicitó una reunión con el presidente del Congreso y los voceros de las bancadas, pero que hasta hoy no han tenido respuesta alguna.

Indicó que si bien el Congreso ha aprobado normas importantes como la Ley de Ventanilla Única, la del Escaño Vacío, la declaración obligatoria de patrimonios y rentas, entre otras, estos aspectos no son suficientes para el ejercicio de una verdadera democracia electoral.

En esa línea, Távara mostró su preocupación por el texto aprobado el 1 de octubre, el cual facilita el mantenimiento de la inscripción de los actuales partidos políticos, pero que dificulta el ingreso de otros.

“Incrementar de 3% al 4% el número de porcentaje de firmas para la inscripción de los partidos políticos es una barrera (…), podría tener vicios de inconstitucionalidad por limitar el derecho de participación política para quienes buscan inscribir un partido político”, señaló el titular del JNE.

Asimismo, Távara cuestionó que solo se impida participar en elecciones a aquellos fundadores de partidos políticos con sentencias por terrorismo y narcotráfico.

“Lo preocupante en este proyecto es que no incluye a quienes tienen la condición de procesados, eso es discutible constitucionalmente, hay también sentencias del Tribunal Constitucional”, señaló.

Agregó que las personas con los antecedentes citados tampoco deben formar parte de un partido político si ocupan el cargo de dirigentes.

Hay que revisar la constitucionalidad de este tema, esperemos que lo revise el Presidente de la República y sus asesores”, afirmó.

INTERNAS. Respecto a las elecciones internas en los partidos, también llamada “democracia interna”, dijo que se ha incrementado en un 5% los candidatos designados en cada organización política, lo que implica un incremento a siete congresistas .

Se amplía del 20% al 25% que realmente es un retroceso que no fortalece a la democracia interna de los partidos con el argumento de que puede haber ‘invitados ilustres’”, cuestionó.

Távara insistió en la participación de los tres organismos electorales en el marco de la “democracia interna”.

Sobre el tema de financiamiento a los partidos políticos, lamentó que solo se haya habilitado el financiamiento público directo a partir del 2017 cuando pudo ser desde el 2016. Cabe recordar que la ley de financiamiento implica sincerar el aporte de los financistas.

En otro momento, el presidente del JNE criticó que la fiscalización de la propaganda electoral esté en manos de la ONPE cuando ese es deber, asegura, de la institución que él dirige.

“Creemos que hay un error de buena fe de parte del Congreso como una deficiencia en redacción”, advirtió.

En esa línea, sostuvo que sancionar con 100 Unidades Impositivas Tributarias (UIT) los obsequios o regalos de parte de los partidos políticos son medidas muy drásticas. “Se debió regular de acuerdo a la falta”, señaló.

ALARMADO. Finalmente, Távara sostuvo que se encuentra “alarmado” luego de que el presidente de la Comisión de Constitución, Fredy Otárola, presentara el pasado 30 de setiembre un proyecto de ley que regula de manera inadecuada el financiamiento privado.

“Ahora hay 60 UIT de tope de financiamiento (de dinero en efectivo), pero proponen 300 UIT, lo que incrementa sustantivamente; en aportes inmuebles lo eleva hasta 400 UIT y no pone topes para las actividades proselitistas”, alertó.

Agregó que las sanciones para el financiamiento privado son muy benignas, ya que se encuentran entre los 10 y 20 UIT. “Si un partido político recibe un millón de soles pagará tranquilamente su multa”, señaló.

Al respecto, el jefe de la ONPE, Mariano Cucho, lamentó que el Congreso no haya considerado los proyectos remitidos por los organismos electorales o los haya modificado a su propio criterio. “Estos proyectos han sido elaborados de manera técnica y no política”, sostuvo.

Por su parte, el jefe de Reniec, Jorge Yrivarren, invocó al Congreso a efectuar las correcciones en las normas.

También participaron representantes de otros organismos, como Transparencia, la Organización de Estado Americanos (OEA) y la Defensoría del Pueblo.

SIN FECHA. Aunque se suponía que el pleno del Congreso iba a debatir hoy los dictámenes de reforma electoral pendientes -relacionados a los temas de financiamiento en partidos políticos y eliminación del voto preferencial-, ayer los integrantes de la Comisión de Constitución se pusieron de acuerdo para no enviar el referido proyecto de ley.

Pese a que la sesión duró tres horas, este grupo de trabajo no pudo aprobar las modificaciones a la Ley de Partidos Políticos 28094, argumentando que el texto final tenía varias omisiones. Por esta razón, el congresista Mauricio Mulder planteó posponer la votación y convocar a los secretarios generales de los partidos con representación en el Congreso y a los titulares de los tres organismos electorales (JNE, ONPE y RENIEC), a fin de que opinen -una vez más- sobre los temas en debate. La propuesta fue respaldada por la mayoría de parlamentarios, con excepción de Fredy Otárola, Martín Rivas y Rosa Mavila.

A consideración de Mulder, su propuesta no busca dilatar el debate sobre reforma política, porque “en una sola sesión” se puede convocar a los representantes de las agrupaciones políticas. Además,criticó a los titulares de la ONPE, Mariano Cucho, y del JNE, Francisco Távara, por expresar sus dudas respecto a la norma que se debate en el Congreso.

“¿Quiénes son los organismos electorales para estar o no de acuerdo? Ellos no intervienen en el debate político y no son entes opinativos. Yo le pido al señor Cucho y al señor Távara que si quieren opinar sobre el debate político que postulen al Congreso y aquí dirán todo lo que quieran”, expresó.

El parlamentario dijo sobre los funcionarios “que uno tiene la función de contar los votos y el otro establecer jurisdicción cuando hay una pugna en el cómputo de votos”.

“Está bien que tengan iniciativa que, por cierto, se la han autoasignado. Que planteen iniciativas de carácter electoral, pero no de carácter partidaria (…) Una vez más me parece que estos dos organismos lo único que quieren es más presupuesto”, sentenció.

En ese sentido, cuestionó que se pretenda instaurar como obligatoria la intervención de los organismos electorales en la preparación de los comicios internos partidarios, y señaló que esta debe correr por cuenta de estos grupos.

“Nosotros, cuando las hacemos, instalamos por lo menos 500 mesas a nivel nacional. Eso significa que tendría que haber dos mil funcionarios de la ONPE para que se repartan dos o tres por cada mesa”, comentó.

FINANCIAMIENTO. Por su parte, Fredy Otárola aseguró que “el 90% de las propuestas” de los entes electorales sobre financiamiento público a los grupos políticos han sido recogidas por la Comisión de Constitución.