Adolescente ingresó al hospital de Macusani con serias complicaciones, siendo evacuada al nosocomio Carlos Monge Medrano de Juliaca, donde finalmente falleció horas después con diagnóstico de aborto séptico.

Una menor de 16 años, del distrito de Ollachea, provincia de Carabaya, se convirtió en la víctima número 16 de los casos de muerte materna en Puno. Su deceso se produjo luego que se le practicara un aborto, cuyas circunstancias son investigadas, ya que habría ingerido pastillas a sus cuatro meses de gestación.

De primera mano fue atendida en el puesto de salud de Ollachea, luego la adolescente ingresó al hospital de Macusani con serias complicaciones, siendo evacuada la noche del miércoles al nosocomio Carlos Monge de Juliaca, donde falleció horas después con diagnóstico de aborto séptico.