Tras un constante pedido de la población, el residente de obra de la carretera Macusani-Abrasusuya Miguel Mayta fue cambiado y en su reemplazo fue designado Willian Arapa.

Aunque no se hizo un comunicado oficial referente a este cambio por parte de la entidad regional, se supo que su retiro obedecería a algunas irregularidades detectadas en la ejecución de este proyecto vial.

En abril pasado la provincia de Carabaya realizó una marcha de protesta en contra del Gobierno Regional de Puno exigiendo la pronta culminación de esta carretera y por consiguiente la salida del residente de obra a quien se le señalaba como uno de los responsables de este retraso.

Ante la presión el Gobierno Regional señaló que en setiembre de este año se tenía que entregar el proyecto, sin embargo este año ya se culmina y la obra  sigue a paso de tortuga.

En su momento Miguel Mayta señalaba que se estaba solicitando un presupuesto adicional para este proyecto y excusaba su retraso en el trámite burocrático que se tenía en la parte administrativa del Gobierno Regional de Puno para dotarle de dinero.