Desde el 15 de agosto de este año, la empresa de transportes Allinccapac vienen solicitando a la Municipalidad Provincial de Carabaya la autorización correspondiente para que se le permita el funcionamiento de su terminal privado y a su vez el inicio de sus operaciones de esta empresa en la vía de Macusani-Juliaca (viceversa)
El gerente de dicha empresa indicó que en una primera instancia se le notificó sobre observaciones que debía subsanar, ya lo hicieron, sin embargo siguen esperando que se le otorgue la autorización pertinente.
El último viernes tuvieron una nueva reunión de transportistas y en ella más por el contrario le pidieron que sigan laborando en el paradero antiguo. “No entendemos porque no se nos otorga dicha autorización” se preguntó el transportista.
Mientras tanto Raul Quispe ciudadano y usuario del servicio de transporte denunció que pasaría por un capricho del alcalde provincia al no querer otorgar dicha autorización por un interés de querer monopolizar el sector transporte. “Se demuestra incapacidad como en toda su gestión, se debe pedir la revocatoria” alegó.