En lo que va del año, el proyecto Especial de Reducción y Control de Cultivos Ilegales en el Alto Huallaga (Corah) ha erradicado 15.452 hectáreas de cultivos de hoja de coca en las regiones de Ucayali, Puno, Huánuco y Loreto, informó el Ministerio del Interior.

Las operaciones, iniciadas el pasado 16 de febrero, alcanzaron ocho ámbitos cocaleros en cinco ejes operacionales, evitando de esta manera que los cultivos ilícitos sean destinados a la producción de cocaína para el narcotráfico.

Entre las localidades intervenidas figuran Aguaytía, Pucallpa, Pebas-San Pedro, San Gabán y Constitución, ubicadas en zonas de la selva y la sierra sur del país.

En la primera localidad se erradicaron 4.041 hectáreas de coca, 2.812 parcelas y 4.223 metros cuadrados de almácigos. En tanto, en el eje Pucallpa fueron erradicadas 2.850 hectáreas de este cultivo, 1.550 parcelas sembradas y 675 metros cuadrados de almácigos.

En San Gabán, las autoridades destruyeron 2.941 hectáreas de coca, 1.769 parcelas y 554 metros cuadrados de almácigos; mientras que en el eje Consititución, ubicado en Huánuco, fueron erradicadsa 1.356 hectáreas, 777 parcelas y 921 metros cuadrados de almácigos.

Por último, en el eje cocalero Pebas-San Pedro, en Loreto, se destruyeron 4.261 hectáreas de plantaciones, 2.631 parcelas sembradas y 25 metros cuadrados de almácigos.

En todas las operaciones, el personal del Corah y la PNP destruyeron asimismo 10 laboratorios de producción de cocaína ocultos entre los sembríos.

Las acciones de erradicación de cultivos cuentan con el apoyo de la Dirección Antidrogas de la PNP.