Según el informe del Servicio Nacional Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), en la zona del río Inambari y el Parque Nacional Bahuaja Sonene, hay 171 petitorios mineros, que representan 20 mil 835 hectáreas, no obstante actualmente ya hay presencia desmedida de mineros ilegales.

De acuerdo a este informe que fue disertado en la presentación de la estrategia regional contra la minería ilegal en el río Inambari y la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Bahuaja Sonene, 11 mil 380 hectáreas pretenden ser explotadas por personas naturales y 9 mil 454 por empresas, consorcio y asociaciones.

Estos petitorios mineros incrementaron alarmantemente en los últimos años, de los cuales 70 se ubican en la provincia de Sandia-Carabaya 61, 17 en Tambopata, 7 en Carabaya-Manu, 1 en Carabaya-Tambopata y 1 en Carabaya- Manu- Tambopata. Sin embargo, actualmente hay la presencia masiva de mineros ilegales e informales.

Ante ello, la gente de Recursos Naturales del Gobierno Regional de Puno, Edson Pizarro Rojas, señaló que el Comité Regional Ambiental ya diseñó estrategias, y estas consisten en la presencia del Estado, que debe traducirse en la intervención de la Policía Nacional del Perú, Ejército Peruano, Ministerio Público y otros.