En Puno, se implementaron un total de 375 fitotoldos en 41 distritos de las provincias de Puno, Azángaro, Carabaya, Chucuito, El Collao, Huancané, Lampa, Melgar, San Antonio de Putina, Sandia.

Los fitotoldos son ambientes cerrados que facilitan el control de las condiciones técnicas y ambientales (temperatura, humedad relativa, luminosidad) para la producción de especies como zanahoria, lechuga, espinaca, beterraga, plantas aromáticas, entre otros, en condiciones adversas como las heladas.

También, promueven un uso más eficiente del agua con tecnología de riego y mejor control para prevenir la aparición de plagas o enfermedades en los cultivos. Todo ello, se realiza bajo acompañamiento y asistencia técnica de especialistas de la Dirección Zonal Puno de Agro Rural.

Así lo informó el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) que precisó que las obras fueron ejecutadas por Agro Rural con el objetivo de fortalecer la agricultura familiar y la seguridad alimentaria local en las zonas altoandinas vulnerables a descensos extremos de temperatura. Estas jurisdicciones se ubican por encima de los 4,000 metros sobre el nivel del mar.