000012977MLa actividad, que contó con la presencia de más de

1,000 personas, tuvo como objetivo fortalecer los lazos entre los miembros del hogar y resaltar la importancia de una convivencia libre de violencia mediante juegos y dinámicas.

“Problemas y conflictos siempre hay en las familias. Tenemos que aprender a superarlos y a enseñarles a nuestros hijos y a nuestras hijas a resolverlos sin violencia”, anotó Huaita al inaugurar la celebración, organizada para que niños, niñas y adolescentes compartan con sus padres, madres, hermanas y hermanos.

Carreras de sacos, baile, mundo, supercanicas, salta la liga, dibujo, fulbito y vóley fueron algunas de las dinámicas preparadas por diversos programas y servicios del ministerio, como el programa nacional Yachay, el Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual, el servicio Juguemos y la Dirección de Familia y Comunidad. Se contó, además, con la colaboración de la organización privada Proyectos Líderes.

La ministra recordó que cuando hay problemas de violencia, su portafolio cuenta con Centros de Emergencia Mujer (CEM) en todo el país y con la Línea 100 para brindar atención integral a quienes lo requieran.

El poder de Yachay

Gracias al programa Yachay se logró rescatar de la calle a 9,700 niños, niñas y adolescentes, provenientes de 24 ciudades, que trabajaban o vivían en las calles. Actualmente, cuentan con DNI, Seguro Integral de Salud y acceden, además, a servicios educativos.

También se ha conseguido que 350 familias de niños y niñas trabajadores reciban capacitación en microemprendimientos para fortalecer su rol protector y evitar así que sus hijos e hijas abandonen la escuela y se expongan a riesgos al estar por muchas horas en la calle.