Los maestros no ceden a las propuestas del Ministerio de Educación (Minedu). Ayer, cuando todos pensaban que los dirigentes del Sutep iban a firmar los acuerdos, finalmente cambiaron la historia de esta huelga magisterial, negándose a rubricar el acta de acuerdos.

El Minedu y los dirigentes, con quienes se trató de llegar a un acuerdo para levantar esta medida de fuerza, no firmaron ningún documento, dando por terminado un proceso de diálogo que duró cuatro días.

“Después de cuatro días terminó todo el tema. El resultado no fue positivo. Los maestros no quieren dar su brazo a torcer”, detalló el congresista de Acción Popular Edmundo del Águila, quien fue parte del proceso de mediación entre los huelguistas y el Ejecutivo.

Esa misma información fue confirmada por el vocero de Peruanos Por el Kambio, parte también de la comitiva parlamentaria de observadores del diálogo. “Concluimos nuestra labor como voceros de intermediar entre el Minedu y delegados Sutep regionales. Nuestra predisposición no avanzó”, informó.

Los dirigentes de las regiones en huelga, encabezados por Pedro Castillo, presidente del Comité de Lucha, aseguran que el diálogo se frustró porque exigen dialogar directamente con la ministra de Educación, Marilú Martens.

“La verdad es que, por el bien de los niños del Perú, la meritocracia y la evaluación no puede ser negociada […] En las negociaciones que se habían hecho con el Comité de Lucha y dirigentes habían compromiso del Estado por S/2 mil millones, nada menos, pero ellos (docentes) optaron exigir que se suspenda la evaluación docente”, reclamó Jorge del Castillo, congresista aprista y parte del grupo observador del Parlamento.