La señora Tomasa Condori es una humilde ciudadana de condición económica muy baja y al igual que muchas familias, es una de las más afectadas con esta emergencia sanitaria que vive el país y el mundo. Ella es madre de tres hijas, dos menores que aun están en la escuela  y la otra de sus hijas llegó a embarazarse a muy temprana edad y también tiene que velar por ella y de su nieta.

En estos últimos años ella tuvo que subsistir cuidando casas junto a sus hijas y además en sus ratos libres, hilaba lana para poder generarse algún ingreso económico; sin embargo hace poco decayó sumido en una enfermedad que le provoca dolores en el cuerpo y por momentos lo deja inmóvil para realizar cualquier actividad.

Cuenta que para estos meses, con sus pocas fuerzas que le quedaban,  logró juntarse un dinero para comprar los útiles escolares de sus hijas, sin embargo por esta crisis que vive el país, tuvo que gastar este pequeño ahorro que tenía para poder subsistir.

Ella vive en el barrio Jorge Chavez y viene apelando al corazón caritativo de las personas para que le puedan hacer llegar algunos productos de primera necesidad porque lo que más lo desespera por ahora, es que sus hijas padecen de hambre. Para poder colaborar se puede canalizar a través de la Parroquia de Macusani.