Luego de que la Red de Salud de Carabaya confirmó que tres profesionales de la salud del hospital San Martin de Porres dieron positivo al Covid-19, el director de este establecimiento, Berling Torres indicó que dichos pacientes guardan el aislamiento domiciliario en las ciudad de Puno y Juliaca.

El galeno manifestó que inmediatamente detectado estos casos, se realizó más pruebas a nivel del personal de salud; además se procedió con la desinfección de todos la ambientes del hospital para evitar la propagación del virus.

En otro momento señaló que también realizaran más pruebas rápidas a nivel del distrito de Macusani, con la finalidad de detectar posibles nuevos contagios.

Exhortó a la población a seguir cumpliendo con las medidas de bioseguridad, porque el “virus ya está en Macusani” y todavía existe mucha irresponsabilidad incluso de algunos profesionales de la salud que viajan a otras ciudades.