42851_370x0Intensificando su campaña electoral, el candidato al Congreso por el partido Fuerza Popular, Lucio Ávila Rojas, señaló que el fujimorismo no está detrás del caso Julio Guzmán, como se viene aseverando, por lo que exhortó a la población a juzgar bien antes de emitir su voto.

Asimismo, negó las acusaciones que lo tildan de tránsfuga, por postular por varios movimientos políticos, alegando que anteriormente postuló por un movimiento regional y ahora por un partido político nacional; a su vez dijo que viene contemplando la posibilidad de formar un movimiento regional.

En otro instante, mencionó que el trabajo y la experiencia en el manejo público en la Universidad Nacional del Altiplano (UNA), son las razones que lo motivan a postular al Congreso, con la finalidad de contribuir al desarrollo de la región Puno.

Ante los cuestionamientos sobre el aporte económico que habría realizado para ser designado como candidato por Fuerza Popular, con el número 02, refirió que no realizó ningún aporte, aunque reconoció que depositó 350 dólares tras ser invitado a los denominados “cócteles de recaudación”.

De otro lado, Ávila Rojas mencionó que desarrollará una campaña austera, puesto que su estrategia no será el despliegue de dinero con pintas y afiches, sino que realizará la difusión de sus propuestas e ideas, las cuales tienen que ver con el desarrollo de la región.

Finalmente, mencionó que su visita al ex presidente Alberto Fujimori, que está en prisión por corrupción y violaciones de derechos humanos, se debe estrictamente a razones humanitarias; en tal sentido, sostuvo que conversó sobre la problemática de la región y no sobre su candidatura.