A mediados del mes de diciembre del año anterior, el cadáver del ciudadano Sergio Romero Gavilan fue encontrado en una fosa de 80 centímetros aproximadamente en la selva de la provincia de Carabaya luego de ser asesinado. La pareja de dicho ciudadano pidió una rigurosa investigación de los autores intelectuales y materiales de este hecho y negó ser la autora de este  crimen.

“Lo que sospecho es que fue asesinado por delincuentes en la zona y después ocultado su cadáver” manifestó la ciudadana Rosa Cusichi Chiqui quien ahora tiene el ciudadano de un menor de tres añitos quien quedó huérfano de padre.

“En un primer instante se me acusó de ser la autora intelectual de este crimen e incluso fui detenida, sin embargo niego tales acusaciones” enfatizó la madre de familia que ahora teme que sus terrenos sean ocupados por otros pobladores de la zona ya que no le estarían permitiendo ingresar a la zona.

Agregó que acudirá hasta las últimas instancias para que se sepa que es lo que pasó con su fallecida pareja que era natural de Huancavelica.