El suboficial de tercera Junior Dávila Chanchari, de 27 años, fue asesinado a balazos por un delincuente durante el asalto a un chifa, ubicado en la avenida Malecón Checa, en la zona de Campoy, en San Juan de Lurigancho (SJL).

El agente de la Policía Nacional se encontraba cenando con una acompañante en su día de franco, cuando el local fue asaltado por tres delincuentes, que llegaron a bordo de un automóvil con lunas polarizadas.

Según testigos, uno de los delincuentes abordó a Junior Dávila Chanchari y a su acompañante, exigiéndoles que entreguen sus pertenencias. En ese momento, el policía, que estaba de civil, forcejeó con el malviviente, que se dio cuenta de que este tenía su arma de reglamento, por lo que le disparó a quemarropa. El suboficial murió en el acto.

Los delincuentes huyeron raudamente en su vehículo con rumbo desconocido.