Oxfam, ONG que trabaja con el objetivo de erradicar la pobreza, presentó recientemente el documento de trabajo ‘Brechas latentes: Índice de avance contra la desigualdad’, el cual deja en evidencia las dificultades que enfrentan actualmente los peruanos para acceder a salud o educación, entre otros derechos básicos.

El informe sostiene que la reducción de la desigualdad en el Perú se encuentra en un periodo de estancamiento desde el año 2014, por tanto, concluyen que los avances han sido limitados. El boom económico del país —explican— se extendió desde 2003 a 2013, pero no fue aprovechado para impulsar políticas sociales o mejorar la recaudación fiscal que está en sus niveles más bajos desde 2010.

Por otro lado, el estudio considera que los desastres naturales que ha sufrido el país con el Niño costero han reflejado las grandes brechas de desigualdad y la precariedad en la que viven muchos peruanos.

Durante la presentación del informe, el economista German Alarco de la Universidad del Pacífico, sostuvo que el 75% de los peruanos poseen inmueble propio, pero cuestionó las condiciones en las que estos viven. “Si vemos lo que ha ocurrido con los desastres naturales vamos a observar que solo el 15 o 20 por ciento vive en condiciones aceptables”, afirmó.

La OCDE, más un sueño que una meta

Uno de los principales retos que planteó el presidente Pedro Pablo Kuczynski es que el Perú ingrese a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) el año 2021. Para Oxfam, esto aún es muy lejano. Según este estudio, uno de los mayores impedimentos para conseguirlo es el sistema tributario.

“El grueso de la recaudación proviene no de impuestos a la renta que grava directamente la riqueza, sino de impuestos indirectos como el IGV y el ISC, que son aquellos que gravan indiscriminadamente a los ciudadanos”, señala Oxfam. En los países desarrollados ocurre todo lo contrario.

De hecho, según Oxfam, la presión tributaria en el Perú apenas llega al 14% del PBI, por debajo del estándar de los países de la OCDE, que es de un 25,1%.

La ONG, en ese sentido, es categórica: “No hay antecedentes de un país que con una recaudación tan baja pueda considerarse como parte del club de los países desarrollados”.

Reforma tributaria, una alternativa

Armando Mendoza, investigador de Oxfam, dijo durante la presentación del informe que hay grandes empresas que deben miles de millones de soles al Estado y hace 10 o 15 años no pagan. “No es posible que hayan empresas que eludan sus obligaciones, mientras que a los pequeños contribuyentes los persigan y los ahogan”, sentenció.

El mismo informe concluye esta parte diciendo que, para los especialistas, “el aumento en la recaudación tributaria es la clave para reducir las brechas de la desigualdad, por ello una reforma tributaria es necesaria para enfrentar el escenario actual”.

Otro de los puntos que destaca este informe es la presencia de un “estancamiento laboral”, ya que solo 1 de cada 23 trabajadores en planilla tiene protección gremial, mientras que el salario mínimo vital apenas supera el 50% del que se tenía en 1980, hace casi 40 años.

El estudio también destaca que los países miembros de la OCDE, alrededor de la mitad del PBI es para los trabajadores, y en el Perú apenas alcanza una cuarta parte.

Para la Oxfam, “la desigualdad extrema frecuentemente tiene sus raíces en intereses que se benefician de ella. Es decir, hay quienes de manera ilegítima sacan provecho de este problema acaparando recursos y oportunidades que a otros se les niegan”.

Por eso, señalan, es responsabilidad de la sociedad civil “monitorear y demandar avances efectivos hacia las metas planteadas”.