Dijo Sergio Ramos en la rueda de prensa previa a la gran final que eran conscientes de que podían entrar en la historia. Y el equipo lo ha logrado,pero no parece ni mucho menos que ese aviso del capitán suene a una meta, a una especie de final tras el deber cumplido. Nada de eso, los jugadores saltaron al césped nada más escuchar el pitido del colegiado, pero esa fiesta no parece más que un comienzo, o al menos un punto seguido.

Y quien mejor lo resumió fue Marco Asensio en el mismo césped, rodeado de compañeros y familiares, y con los medios gráficos buscando el mejor momento. “Esto no ha hecho más que empezar”, comentó el mallorquín. Y la verdad es que el mediapunta tiene motivos para decirlo.

Ha cerrado la temporada de forma brillante, con su primer gol en una final de Champions con sólo 21 años, pero ha sido el último de otros importantísimos. Marcó en el último partido de la temporada, pero lo hizo también en el primero, con aquel golazo en la Supercopa frente al Sevilla.

Asensio encarna mejor que nadie la ambición y la juventud de un equipo que parece destinado a seguir haciendo historia. Florentino ha logrado levantar un proyecto basado en la humildad de todos sus jugadores, con una mezcla de futbolistas experimentados, encabezados por CR7 o Sergio Ramos, y una generación que viene empujando muy fuerte, con Asensio, Kovacic, Varane, Carvajal o el propio Isco. Ellos están convencidos que queda mucho por hacer.