232223_285322La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, reapareció en la escena pública tras meses de silencio para participar en la inauguración de un nuevo local partidario.

“Especulaban que estaba deprimida, no me conocen. Jamás. Eso es para los perdedores. Yo no me siento perdedora”, dijo en un mitin.

Fujimori Higuchi aseguró que guardó un silencio prudente porque “primero está el Perú”. “Estos cien días de silencio nos han permitido contribuir con la paz política que necesita nuestro país. Estos cien días de silencio no han permitido lograr esa armonía en la bancada de 72 congresistas. Estos cien días nos ha permitido consolidar con el equipo técnico”, comentó.

Labor en el Congreso. La lideresa también negó que su bancada sea obstruccionista y recordó que Fuerza Popular le dio la delegación de facultades al Ejecutivo.

“Esas voces que cuando culminaron las elecciones decían y nos acusaban que la bancada sería obstruccionista, no iba a permitir la gobernabilidad. Nada más falso. Lo que pretendían no solamente era desprestigiarnos, sino también presionarnos. Pretendían convertirnos en una mesa de partes”, dijo desde lo alto de un balcón de su remodelado local partidario en la avenida Paseo Colón.

Balance. Fujimori no desaprovechó la ocasión para calificar los cien primeros días del presidente Pedro Pablo Kuczynski. Comentó qu pese a que el Gobierno obtuvo las facultades legislativas, no se ve un cambio.

“Qué aburrido estos cien días. Hemos visto la ausencia del presidente en los momentos más críticos. Han sido cien días donde los conflictos sociales todavía continúan (…) La indiferencia de este gobierno mezclada con falta de rumbo han originado que la luna de miel que debía continuar se haya convertido en desilusión. Señor Kuczynski es hora que comience a gobernar, es hora que empiece a tomar decisiones. Le pedimos que tenga más cuidado a la hora de convocar a su equipo y deje de hacer ejercicios, vaya a caminar a la zona de conflictos sociales. Le decimos, póngale corazón a su Gobierno”.